Blanca Stalling, magistrada de la CSJ, pidió a juez favorecer a su hijo

11 de Enero 2017

 

El antejuicio contra la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Blanca Stalling, es por pretender influir en la decisión del los jueces del Tribunal Noveno de Sentencia, dijo la Fiscalía.

En conferencia de prensa, la jefa del Ministerio Público, Thelma Aldana, explicó que “existe una grabación que compromete a la magistrada Blanca Stalling en la que aboga por su hijo ante juez que lleva el caso”.

 

El 30 de agosto del 2016, el juez del tribunal, Carlos Ruano, recibió una llamada de Karla Santizo, quien lo citó al día siguiente para invitarlo a una reunión con Stalling, la cual grabó con su teléfono celular para resguardar su independencia judicial.

Según la pesquisa, la magistrada le pidió –al juez– coadyuvar con los otros jueces para darle agilidad al caso y profundizar en el estudio del expediente. También le solicitó que le otorgara una medida sustitutiva poniéndose ella como garante de su hijo.

 

Según la investigación del MP, el hijo de la magistrada, Otto Fernando Molina Stalling, es señalado por el fraude al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) que costó Q116 millones al Estado y cobró la vida de 6 pacientes con insuficiencia renal.

Hoy, durante la audiencia del caso IGSS-Pisa, el juez vocal del Tribunal Noveno de Sentencia, Carlos Ruano, denunció que la magistrada Blanca Stalling lo llamó a su despacho para intentar influir en el caso donde el hijo de la funcionaria está implicado. El juez dijo que denunció el caso ante el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala.

La oficina de la asistente de la magistrada fue permanece cerrada desde que se conoció el antejuicio contra Stallin

No renunciará

Stalling se pronunció esta tarde ante los señalamientos que fueron vertidos en su contra por el MP, en donde se le señala de pretender beneficiar a su hijo.

“Les voy a dar mi versión, esto es a raíz de lo que la señora fiscal dijo, me lo encuentro -al juez Ruano- y me dice que él fue nombrado en el caso de mi hijo pero que él no quiere llevar el caso, y que si puede hablar conmigo”.

En otra parte de sus declaraciones dijo Stalling en su defensa: “jamás le pediría a ningún juez que haga algo ilegal”. “Me preocupa la actitud de él —el juez—. Yo lo que pido es que se haga justicia”, agregó la magistrada de la CSJ.

En relación con que si está dispuesta a dejar su cargo, aseguró “yo no estoy pensando en renunciar”. “Desde que la Cicig está aquí se han presentado casos fantásticos, dignos de una novela”, refirió Stalling.

Fuente:  Prensa Libre