La CC devuelve poder a los jueces de Primera Instancia

La Corte resolvió que el amparo es un recurso inviable contra el auto de procesamiento.

La respuesta que dio la Corte de Constitucionalidad a las apelaciones de doce sindicados en el caso Cooptación del Estado dio un giro en la jurisprudencia que, hasta el pasado lunes, había aplicado la Corte de Constitucionalidad (CC).

El máximo tribunal resolvió que es inviable la promoción del amparo en contra del auto de procesamiento dictado por los jueces de Primera Instancia. Esto quiere decir que ningún sindicado podrá recurrir más a la CC si está en desacuerdo con el fallo que abre proceso penal en su contra por los delitos que el Ministerio Público (MP) le impute o los que haya valorado la judicatura correspondiente.

El pleno que dictaminó esa resolución se integró por el presidente Francisco de Mata Vela; Gloria Porras, Bonerge Mejía, Neftaly Aldana y el suplente Henry Comte.

La medida responde a la necesidad de frenar el mal uso del amparo, como lo anunció el presidente De Mata Vela, precisó Santiago Palomo, portavoz del tribunal constitucional.

En 2016, doce señalados en el caso Cooptación del Estado interpusieron ante la CC apelaciones en contra de la resolución de la Sala Segunda de Apelaciones del Ramo Penal que confirmó el auto de procesamiento dictado por el juez Miguel Ángel Gálvez.

Las peticiones fueron resueltas de manera individual, por lo que son 12 las sentencias de apelación conocidas por la Corte en las que se aplica la tesis sobre la improcedencia del amparo. Por ser más de tres, se sienta la nueva jurisprudencia, explicó Santiago Palomo.

Que se agote la vía ordinaria

La nueva jurisprudencia en la CC establece que no se pueden sustituir las facultades de los órganos de justicia ordinaria, explicó Palomo. Antes de recurrir a la CC, los sindicados debieran agotar los recursos de apelación especial o casación, manifestó el portavoz del máximo tribunal.

“Salvo evidente violación a los derechos constitucionales, no es viable que en la etapa donde existen vías ordinarias de defensa se inste al amparo para cuestionar las decisiones asumidas por los jueces ordinarios”, cita la sentencia de la Corte.

“Se incumple el presupuesto procesal de definitividad, cuando el amparo se promueve para cuestionar la decisión de un procedimiento de una persona, en tanto que tal decisión es susceptible de ser reformada y analizada mediante diversas vías en la etapa correspondiente del proceso penal dentro de la jurisdicción ordinaria”, señala el fallo.

FUENTE:  El Periódico