Restos de Juan Gabriel pasarán algunos días en Los Ángeles

29 de Agosto del 2016

Admiradores llegan a la funeraria con la esperanza de despedir los restos del cantante, pero por ahora no hay planes de velatorio público. La familia dijo que daría más detalles en los próximos días.

Los restos del ícono de la música popular mexicana, fallecido el domingo, se quedarán varios días en la funeraria Malinow & Silverman Mortuary, en el suroeste de Los Ángeles, dijo el portavoz de la policía local Pedro Muñiz.

“Obviamente preferimos que no vengan, pero les pedimos que si la gente va a venir aquí, que se porte conforme a las leyes”, dijo Muñiz.

El cadáver fue trasladado a la funeraria sin necesidad de una autopsia, de acuerdo con el forense del condado de Los Ángeles. El cantautor murió en su residencia de Santa Mónica dos días después de haber dado su último concierto en Inglewood, California. Tenía 66 años.

“Él fue parte de mi familia”, dijo la mexicana María Sánchez Montaño, quien no es familiar del artista pero lo quería tanto que, al igual que muchos otros, lo sentía muy cercano.

 

“Él es nuestro Elvis. Va a ser inmortal como Pedro Infante”, agregó la inmigrante, rodeada de hombres y mujeres que cantaban “Buenos días alegría”, “El Noa Noa” y otros éxitos de Juan Gabriel, ayudados con música que salía de una camioneta.

A la funeraria llegó el cónsul de México en Los Ángeles, Carlos García de Alba, y un primo lejano del artista que dijo que venía de México y esperaba reunirse con sus familiares.

“Estoy terriblemente triste. Es una gran pena para todos”, dijo Armando Alamillo Valadez antes de ingresar a la funeraria.

John Kades, jefe de la oficina del forense del condado de Los Ángeles, dijo a The Associated Press que no podían decir cuál fue la causa del deceso porque aún no han firmado su certificado de defunción, pero comentó que “debido a su historial médico, él no necesita una autopsia”. En abril de 2014 Juan Gabriel fue hospitalizado por una neumonía tras un concierto en Las Vegas. En esa ocasión recibió cuidados intensivos y muchos temieron que no pudiera sobrevivir.

Mientras, junto a la estrella que Juan Gabriel develó en el Paseo de la Fama de Hollywood en el 2002, admiradores montaron desde temprano un monumento improvisado con velas, flores, mensajes y otras ofrendas. La Cámara de Comercio de Hollywood también dijo que colocaría flores en el lugar.

Iván Aguilera, hijo del artista, agradeció a través de en un comunicado las muestras de cariño hacia su padre. Aguilera iba a viajar a Los Ángeles el domingo, según la publicista Diana Baron, de d.baron media relations inc., que trabajó con el cantante.

Fuente:  Prensa Libre